¿Qué es la ISO 9001? ¿Cómo conseguirla?

¿Qué es?

La ISO 9001 es la norma reconocida a nivel internacional para el sistema de gestión de calidad, se encarga de establecer un marco de trabajo además de los principios para asegurar que los parámetros de calidad se estén cumpliendo, se enfoca en proporcionar las bases que las organizaciones necesitan para que puedan alcanzar las expectativas y necesidades de los clientes.

Es de suma importancia obtener la ISO 9001, pues esta es la mejor forma de demostrar a los clientes y empleados el compromiso de la empresa para ofrecer productos o servicios que logren satisfacer las necesidades de los requerimientos de sus consumidores.

Esta certificación ayuda a gestionar y controlar de manera continua cada uno de los procesos de calidad que deben seguirse en la empresa, lo que permite que las compañías alcancen un alto desempeño en su servicio y que este sea eficiente, eficaz y rentable.

Esta norma es ideal para empresas de cualquier tamaño y cualquier sector, pues da la oportunidad de que puedan convertirse en un mejor competidor, al ser más consistentes en el mercado además de poder optimizar las operaciones con el fin de que exista una mejora continua en la compañía.  De igual manera, da la oportunidad de que las organizaciones puedan competir en más licitaciones para obtener otras oportunidades de negocio.

La obtención de la certificación 9001 se hace a través de una empresa auditora, la cual se encarga de revisar el sistema de gestión de calidad que se maneja en la empresa y comprueba que cumple con los requisitos establecidos por la norma.

Este sistema, el de la ISO 9001, debe ser auditado continuamente para asegurarse de que la empresa continúa cumpliendo con lo que es establecido por la norma y que es de conocimiento general por el personal de la empresa.

¿Cómo obtenerla?

Para obtener la certificación se deben desarrollar tareas, diseñar procesos, documentarlos, implementarlos, hacer un seguimiento, realizar análisis de los riesgos, ejecutar las acciones con las que se van a corregir las fallas existentes, revisar, verificar y ajustar los errores encontrados, de tal manera que logre ser aprobado por la empresa auditora.

Los pasos para seguir pueden ser agrupados en 4 procesos.

  1. Desarrollar el sistema de gestión de calidad: En este punto es donde se deben identificar los procesos centrales, percibir y mitigar los riesgos e identificar las fallas. Todo lo que se realiza en este primer paso debe ser documentado y sometido a revisión.
  2. Implementar el sistema de gestión de calidad: En este paso es cuando los procedimientos revisados y documentados en la etapa anterior se están llevando a cabo como fueron descritos anteriormente, también en este punto es donde se debe hacer la capacitación y formación de los cambios que se están haciendo en la empresa a todos los trabajadores.
  3. Verificar la efectividad del sistema: En este proceso es cuando se realiza la auditoría interna, pues esta es la herramienta más útil para comprobar los procesos que se están llevando acabo en el área de calidad, además de ser el camino para obtener la certificación ISO9001, pues esta auditoria interna permite tomar las medidas correctivas pertinentes para mejorar antes de la auditoría externa que se debe realizar para obtener la certificación ISO.
  4. Obtener la certificación: En este paso es cuando el organismo certificador asignará una fecha en la cual se realizará la auditoría externa para la certificación. En esta ocasión el auditor el día de la visita puede hacer algunas observaciones y se debe posponer la certificación hasta que los puntos que se hayan destacado sean corregidos, finalmente se hará una segunda visita donde el auditor solo observara los cambios que debían ser realizados y otorgara la certificación a la compañía.

Ebone ha logrado implantar un sistema integrado de calidad según los estándares internacionales y logro obtener la ISO 9001 para las instalaciones y los servicios que presta.