Licitaciones Públicas – Qué son y de qué tipos hay

Hoy hablaremos sobre las licitaciones públicas. Qué tipos hay, cómo se presentan, cómo se adjudican y cuáles son los errores más comunes que se producen al presentarlas.

¿Qué son las licitaciones públicas?

Las licitaciones públicas son un procedimiento jurídico y administrativo a través del cual algún organismo ya sea público o privado requiere la realización de actividades, como construcciones, prestación de servicios públicos, transportes o telecomunicaciones y son presentadas por más de 10.000 organismos del sector público de España.

Las licitaciones son un proceso participativo por medio del cual se busca adquirir mejores condiciones de compra para proyectos determinados, estas siempre se harán a través de un concurso o una convocatoria, el objetivo principal de las licitaciones es asegurar que en cada oferta que es publicada asistan la mayor parte de asistentes posibles y que la adquisición de bienes o servicios por parte del estado sea con los proveedores y organismos que cumplan con las condiciones exigidas.

El proceso para realizar una licitación consiste en hacer una publicación con las correspondientes condiciones por parte de la identidad interesada en la contratación. Aquí es donde se expondrán todos los requisitos para que los diferentes ofertantes puedan enviar sus propuestas.

Tipos de licitaciones

En total existen dos tipos de licitaciones

  1. Las licitaciones públicas: En este tipo de licitación están presentes todos los agentes jurídicos que cumplan los requisitos marcados por la administración del país. Consiste en la contratación donde una identidad estatal es quien realiza la convocatoria pública para que, en igualdad de condiciones, los interesados puedan presentar sus ofertas. En este tipo de licitación conlleva a que el ente público deba hacer uso de publicidad para asegurar la transparencia en el proceso.
  2. Las licitaciones privadas: Este es un caso especial de licitación, pues los administradores son quienes llaman a las empresas para convocarlas a un proceso de licitación, todo se hace a través de invitaciones y no a través de un anuncio público, aunque sea por invitación la convocatoria debe contar en el número suficiente de empresas para que competitividad no sea baja. Este tipo de licitaciones tiene algunas justificaciones como lo son casos de suma urgencia o emergencia, necesidad de confidencialidad del servicio o para adjudicar licitaciones públicas que hayan quedado sin ofertantes.

 

¿Cómo se adjudican las licitaciones en España?

Hay distintos procedimientos de propuesta y adjudicación de licitación:

  1. Procedimiento abierto: Cualquier empresario interesado puede presentar sus propuestas, siempre y cuando cumpla con los requisitos expuestos en los pliegos de licitación. Dentro de este procedimiento de igual modo existe otra modalidad, la cual es:
    1. Abierto simplificado: Es el procedimiento más rápido, sin embargo, los operadores económicos deben estar inscritos en el registro oficial de licitadores y empresas clasificadas o en el de las comunidades autónomas.
  2. Procedimiento restringido: Es cuando únicamente se presentan empresas que a su solicitud sea seleccionada por el órgano de contratación.
  3. Licitación con negociación: Este es un proceso extraordinario y solo recae en el licitador después de un proceso de negociación con varios candidatos.
  4. Procedimiento negociado sin publicidad: Tiene las mismas características que el negociado, pero se deben cumplir los siguientes requisitos:
    1. Las empresas deben ser invitadas,
    2. se debe establecer un acuerdo interno para que la preselección se haga en igualdad de condiciones,
    3. los aspectos de la negociación siempre deben quedar registrados en el expediente y, si hay distintas fases,
    4. deben asegurarse de que el número de ofertas sea de una competencia efectiva.

Existen casos donde el proceso de adjudicación de las licitaciones se realiza bajo otras modalidades las cuales son:

  1. Adjudicación directa: Sucede bajo las condiciones de contratos menores, donde el importe es inferior a 40 mil euros para las obras o inferior a 15 mil euros para los otros contratos.
  2. Concurso de proyectos: Se enfoca en las licitaciones relacionadas con los campos de urbanismo, arquitectura, ingeniería y el procesamiento de datos. La selección se realiza a través de un jurado.

¿Cómo es proceso de licitar en España?

Desde 2018 el proceso de licitaciones públicas en España este atado a la directiva 2014/24/ UE de parlamento europeo y del consejo, esta directiva da la posibilidad de hacer los trámites de las licitaciones públicas de manera electrónica.

Las fases de las licitaciones son:

  1. Publicación del anuncio: En esta publicación se incluyen las condiciones y los pliegos que son solicitados por el ente contratante.
  2. Identificación de la oferta y envío de la propuesta por parte del licitante.
  3. Selección y valoración de las ofertas y proveedores
  4. Adjudicación y formalización del contrato.

Los principales errores en las licitaciones

  1. Llegar tarde a la fase de identificación del anuncio: Ser el primero en enterarse de una oportunidad de negocio con el estado nos da una ventaja: nos permite tener más días para preparar una oferta.
  2. No detectar lo importante en los pliegos expuestos: Los pliegos con las instrucciones de la licitación donde el ente contratador explica la relación de una determinada compra pública, el precio máximo dispuesto a pagar, quién puede presentar la obra y cómo lo tiene que hacer.
  3. Falta de organización en la preparación de la documentación:Se debe identificar y organizar los documentos después de leer y analizar los pliegos expuestos. Esto nos da la posibilidad de enfocar correctamente cada uno de los grupos de documentación que requiere la oferta.
  4. Problemas informáticos en la presentación de la oferta: Es importante asegurarse de que no existan errores que nos puedan hacer perder tiempo, como lo son los errores en los certificados, en la firma digital o en la plataforma de contratación del estado. Para ello, lo más recomendable es hacer la presentación de nuestra oferta días antes de la fecha del plazo.
  5. Falta de revisión y precipitación a la hora de entregar los documentos: Es indispensable hacer una última revisión antes de realizar el envío definitivo de la propuesta, pues no puede faltar ningún punto importante. De igual modo, es fundamental hacer una evaluación de que todos los documentos y archivos sean adjuntados a la propuesta.

 

Ya sabes, en Ebone somos expertos en licitaciones públicas. ¿Tienes alguna duda? ¡Escríbenos y seguro que podemos trabajar juntos!