Innovaciones tecnológicas en la natación

La Cuarta Revolución Industrial (Industria 4.0) ya es una realidad, y está afectando a la forma de trabajar en los distintos sectores económicos, incluido el deportivo. Un factor fundamental de esta revolución es la aparición de nuevas tecnologías como el Internet de las cosas (Iot), la nanotecnología, la inteligencia artificial, las tecnologías cognitivas, o la robótica , entre otras innovaciones.

Por ello, las empresas del sector deportivo no pueden ser ajenas a este fenómeno, y tienen que identificar aquellas innovaciones que más se ajusten a sus necesidades y apostar por ellas. De esta forma, aprovecharán las oportunidades que ofrece la Industria 4.0 y conseguirán adaptarse a las nuevas exigencias del mercado.

Los beneficios que puede aportar la tecnología son muy amplios, pudiendo mejorar tanto la gestión de una entidad deportiva o evento, como el rendimiento del deportista, la experiencia del consumidor o la seguridad de todos ellos en las instalaciones.

En cuanto al rendimiento, este es uno de los principales objetivos de cualquier deportista, independientemente de su nivel. Así, el deporte se presenta como un reto o un método de superación personal, y la tecnología puede ayudar a diseñar modelos de entrenamiento, recoger el rendimiento del ejercicio en tiempo real, analizar estos datos para mejorarlos, prevenir lesiones, mejorar la salud y un largo etcétera.

Nuevas tecnologías en la natación

Si nos centramos en el ámbito de la natación, la tecnología no hace más que avanzar. Existen diferentes aplicaciones y gadgets que hacen que mejore tanto la experiencia como la seguridad en su práctica.

Un dispositivo ejemplo de ello es Nagi Smartpool, tecnología de última generación de seguridad en piscinas (NagiGuard) y tracking (NagiGo), en la que sólo tienes que pulsar un botón para que el dispositivo te localice y guarde tus datos de entrenamiento en tiempo real.

Este dispositivo se trata de un chip que se coloca en las gafas o gorros de los usuarios y que transmite una señal al reloj inteligente (wearables) o tablet del socorrista, lo que le permite localizar su posición en todo momento, reduciendo la posibilidad de ahogamiento de los bañistas en las piscinas.

Así, el objetivo de Nagi es doble: controlar la seguridad de los nadadores y mejorar el entrenamiento y la experiencia de los mismos en la piscina. Dicho objetivo se puede diferenciar en sus funcionalidades:

NagiGuard. Su función principal es mantener conectados a los deportistas con el personal responsable de la seguridad de la piscina, lo que les permite conocer su estado y localización
NagiGo. Centrado en la mejora del entrenamiento. Permite recoger datos, desafíos y records personales para maximizar la experiencia.

Otros Gadgets para mejorar la experiencia

Como ya hemos mencionado anteriormente, la Industria 4.0 da lugar a una realidad hiperconectada, en la que podemos recibir en nuestros smartphone o tablet la información recogida por los diferentes dispositivos o gadgets. De esta forma, la información recogida se presenta en forma de resultado en nuestro dispositivo móvil, y aporta datos del entrenamiento realizado en tiempo real.

Gracias a estos avances existen dispositivos que permiten la reproducción de audio mientras se está en el agua, o gafas de natación inteligentes que permiten mejorar tanto el rendimiento como el movimiento del ejercicio. Así, la Cuarta Revolución Industrial nos dejará innovaciones que se volverán fundamentales en el mundo de la natación, siendo una de ellas la propuesta por Nagi SmartPool.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *