Blog

Qué son los ODS: aplicación en la gestión deportiva

ODS

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como ODS, representan principios básicos para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Inicialmente se gestaron en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible y fueron adoptados por todos los Estados Miembros en 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030.

Los 17 Objetivos están interrelacionados, lo que significa que el éxito de uno afecta el de otros. Responder a la amenaza del cambio climático repercute en la forma en que gestionamos nuestros frágiles recursos naturales. Lograr la igualdad de género o mejorar la salud ayuda a erradicar la pobreza; y fomentar la paz y sociedades inclusivas reducirá las desigualdades y contribuirá a que prosperen las economías. En suma, es una oportunidad sin igual en beneficio de la vida de las generaciones futuras.  

Los ODS en el deporte

Desde las organizaciones deportivas, también podemos perseguir estos 17 Objetivos mediante una buena gestión deportiva en consonancia con la sostenibilidad medioambiental, económica y social. En este contexto deportivo, podemos orientar la creatividad, el conocimiento, la tecnología y los recursos financieros de todo el sector deportivo necesario para alcanzar estos objetivos ambiciosos.

La gran multidimensionalidad del deporte, hace que este sea una herramienta eficaz para perseguir los 17 objetivos, así:

  • Desde su dimensión económica, siendo uno de los sectores de gran influencia a nivel mundial, podemos contribuir al fin de la pobreza; hambre cero; contrataciones de trabajo decente e impulsión del crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura.
  • En cuanto a su dimensión social, siendo el deporte una de las principales herramientas de inclusión, sociabilización y educación, podemos conseguir los objetivos de salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; reducción de las desigualdades; paz, justicia e instituciones sólidas.
  • El impacto medioambiental del deporte, puede seguir las líneas de mantenimiento del agua limpia y saneamiento; uso de energía no contaminante; contribuir a las ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsable; promover acciones por el clima; respeto hacia la vida submarina en las modalidades acuáticas y hacia los ecosistemas terrestres en deportes de naturaleza.

 

El deporte tiene un gran impacto en la vida de personas en todo el mundo, y puede ser un arma poderosa para crear un planeta más sostenible, seguro y próspero para la humanidad, siguiendo como guía los Objetivos de Desarrollo Sostenible.